Make your own free website on Tripod.com
Arte Interfractal
El mundo de ...

Lilia Morales y Mori

es número, arte, literatura, ciencia, transhumanismo...

lmmori@terra.com.mx

HOME

Acerca de mí | Algunos de mis diseños interfractales | FRACTALES: La creatividad de los números | Rostros | El mundo de ... | Mis amigos | Contácteme | Poema: RABORÁ

Una manifestación abierta a la percepción

liliamist.jpg

El arte finalmente debe dentro de su propuesta creativa, moral y ética, aportar y reflejar la esencia del ser humano, su existencia actual, inmediata y contemporánea. Su proyecto y visión futura, su trascendencia sin espacio y tiempo en un devenir histórico evolutivo, pues somos producto del aprendizaje de nuestras emociones y sentimientos, de nuestra percepción, de nuestros sentidos, de nuestro universo. La inteligencia y la sensibilidad quedan implícitas en la manifestación artística como un tributo a la humanidad entera. Las manifestaciones artísticas también evolucionan, su expresión es parte del futuro, y como yo lo veo, de un futuro transhumanista.

liliamist.jpg

A continuación fragmentos de mi novela SINCRONÍA donde a través de mis personajes hablo del arte exoterra

...Pamela se consideraba una artista transhumánica. En menos de un año se había comprometido férreamente con la cultura estética y creativa del transhumanismo cuyo objetivo era fusionar la ciencia y la tecnología en la manifestación de nuevas experiencias intelectuales y sensitivas. Como activista inflexible de esta nueva corriente exploraba el universo con la misma devoción que lo hace un científico, un filósofo o un matemático, depurando al artista del sentido estrictamente tradicional. De tal modo se inició, no sin grandes dificultades en el arte Exoterra, cuyo objetivo inmediato era establecer una propuesta cosmológica impregnada de su propia visión de la realidad. Así surgieron entre su pertrechos cotidianos los láseres, hologramas, el video, el diseño computacional, las comunidades virtuales, la nanotecnología, la robótica y la inteligencia artificial que compartiría incansablemente con su gran compañero y amado cónyuge.

-Qué lejos se está de los seres humanos que expresaron sus ideas con pedernal sobre la piedra sólida. Pensaba Pamela frente a la computadora donde bocetaba los grandes rasgos de su nueva obra. Reflexionaba apasionadamente sobre los artistas de fin de milenio que imprimen su huella a través de proyectos electrónicos expertos logrando la interacción de sus ideas. -Hay que reinventar el arte a través de la tecnología que permita la manifestación multidimensional del espacio y el tiempo- concepto que la obligaba dramáticamente a sensibilizarse ante una nueva forma de percepción.

Ese era su preclaro objetivo. El artista usa la tecnología, la inteligencia y la estética, para producir un cuerpo de arte que tiene un propósito definido, que es vital, que revela el pasado, el presente y el futuro. El desarrollo de máquinas inteligentes extremas conmueve nuestra visión del arte. Más que nunca, el arte se desarrolla vigoroso, optimista e inherente en el mundo alrededor nuestro. Los actuales componentes de los artefactos y los nuevos tipos de redes del transhumanismo pueden evolucionar a distancia como los vasos capilares de nuestra cultura. Es el arte del siglo XXI, la manufactura de la artesanía espacial del cosmos, creada por nuevos y versátiles individuos que buscan la inmortalidad para transcender las limitaciones de la condición humana fusionando la parte biológica del ser con las virtudes que otorgan las máquinas inteligentes.


¿Te gusta leer o escribir ciencia ficción? En la página de Extropía 1.0 encontrarás una interesante forma de leer y hacer literatura.